Buscar en el blog

viernes, 26 de noviembre de 2010

Kimi ni aitakute [de amor necesidad es]

 
"Kimi ni aitakute" de Gackt


No echo de menos a nadie. Echo de menos algunos momentos reconfortantes. La confianza, el acercamiento que otorga. Saber y sentir que alguien te quiere. Que amas a ese alguien. Que aunque no sea para siempre, el momento es bonito. Que compartes algo especial.

Hoy he visto por casualidad, unas fotos de alguien que me resulta repulsivo y me ha revuelto el estómago, (literalmente). 
El recuerdo se ha tornado tan ácido que he necesitado unas palabras cálidas y un abrazo que me reconfortara. Un abrazo que me hiciera olvidar el mal trago. Pero no he podido evitar sentir que no puedo obtener nada de eso de nadie y me he sentido intranquila.

Y le he desbloqueado, pero nada más. Me he frenado. 

Y no he agregado a T., que es alguien a quien quiero agregar desde hace tiempo. Me lo estaba planteando antes de ver esas fotos, pero esas fotos, junto con los recuerdos (malos) me ha hecho temer de nuevo. 
Me siento como un perro maltratado, a quien le cuesta volver a fiarse de las personas y las huye, pero a la vez necesita sentir el calor humano.

No creo ser tan mala opción, pero temo demasiado y tampoco tengo demasiadas opciones. :(

¿Seré capaz de hablar alguna vez con T.?. Siento mucha curiosidad por conocerle y me gusta su voz.

Recuerdo algo que me pasó durante la E.S.O y es que estuve locamente enamorada de un compañero de clase. Nunca me atrevía a hablar con él, es más, era tan tímida, que cuando se acercaba o intentaba hablar conmigo, le respondía alguna bordería, (para despues auto-llamarme idiota) y además, le estuve escribiendo cartas durante todo ese tiempo!!. Como si fuera mi amigo de alma, no creais que eran cartas de amor. Era como explicarle todo lo que no me atrevía en persona. No esperaba una respuesta, aunque siempre me hubiera gustado.
La coña de las cartas, empezó porque una amiga me convenció/obligó/sugirió, que le enviara un poema con una pulsera. El poema todavía lo conservo, la pulsera no sé de dónde salió. Era una pulsera de hilo. El caso es que lo firmé como anónimo. Mi amiga se lo entregó. Esto fue con unos 12 años, en 1º de la E.S.O. E hicimos ver que yo también sabía quien era la autora del poema. [No era un poema muy elaborado y evidentemente hablaba de amor, pero intentando ser sutil. Si lo encuentro, ya lo publicaré.]
El caso es que al final le dije que era yo la del poema, pero se lo dije por carta y a partir de ahí, me otorgé la licencia de escribirle, porque él tampoco me dijo nunca que no lo hiciera.

Unos años más tarde, con unos 17 años, lo encontré de fiesta, en un bar. Llevaba el pelo largo, recogido en una coleta.(Siempre me había encantado el pelo largo en un chico). Recuerdo que me emocioné muchísimo, porque yo íba mucho a ese bar y jamás le había visto. Además iba un poco contentilla, si no creo que jamás me hubiera atrevido a hablarle. El caso es que le pregunté por las famosas cartas y me dijo que todavía las conservaba, -o almenos algunas-. Le pregunté que por qué nunca me había dicho nada y el caso es que ya no recuerdo lo que me respondió. Y no, nunca llegó a pasar nada entre nosotros. Aunque hubo gente que me dijo que yo le gustaba. 

Pero eso no es el quid de la cuestión. Lo primordial es preguntarse; ¿qué conseguí?. Nada. Ni siquiera me atreví a hablar directamente con él. Puñetera timidez!!.
Y me pasa exactamente lo mismo ahora. Excepto que ahora no estoy locamente enamorada de nadie, ni soy tan ingenua... bueno de eso último no estoy muy segura. xD 
Simplemente no me atrevo a hablar/conocer a T. En este caso, no pretendo nada con él, más allá de conocerle. Pero no soy capaz ni de tenerlo cerca. Me pongo nerviosa!. xDDD Lo mio es triste.
Ayer me crucé con él y le dije hola, pero debí poner una cara de susto alucinante. No me suelo cruzar mucho con él. Creo que esa fue la primera vez. Mentira, una vez coincidimos en el bús. Aunque me hice la despistada, como si no le hubiera visto, hasta que bajamos. ¿Veis?. Si es que la timidez me puede. Agh!. 
No os pasa que no podeis actuar normal delante de alguien que os atrae, de la forma que sea?. Cuando digo "normal", me refiero sin nervios, titubeos, etc. Cosas propias de la timidez.
Es curioso, porque con 26 años yo creía que esas cosas ya no me pasarian, pero esta visto que mi timidez no es debido a la edad o ingenuidad, sino mas bien con el caracter y con las experiencias vividas que se han marcado en mi personalidad. Pensaba, -por lo que me decía la gente-, que esas cosas cambiarian. Pero no. Esta visto que no. 

Y qué consigo con esto?. Que T. pueda pensar que pienso que no existe, si es que se lo ha llegado a plantear. Que lo ignoro. O que no me cae bien, o mil etcs. Suelo parecer una borde, aunque no me considero así. Si que tengo muy mala leche, pero no me considero una borde, son cosas diferentes. 

Y el caso es que tengo a T. en mi punto de mira. =)

El 10 puede ser un buen número. El momento lo dirá, o quizá pasará como con las cartas, que serán una anecdota más y la vida seguirá su curso.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.
Licencia de Creative Commons
Una canción triste by Mar unacanciontriste is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://www.unacanciontriste.tk.