Buscar en el blog

viernes, 15 de octubre de 2010

Let it be [Déjalo ser]

No sé vosotros, pero a mi personalmente nunca me ha gustado que me estén criticando todo el rato, ya sea a mi, a mis actos, o a cualquier cosa de mi alrededor. Ni aunque sea con el pretexto de que busquen mi supuesto bienestar.

Hay personas que cree tener el deber moral de decirte todo lo mal que creen que haces algo.
También creen saber como deberías hacerlo, qué deberías pensar, sentir, etc.
Y todo por el módico precio de que te lo digan, sin que les pidas opinión y creyendo tener la razón.

Juzgan, se quejan, critican y sermonean todo el rato porque no te ajustas a como creen que deberías ser, actuar, sentir, etc la mayor parte del tiempo. Piensan demasiado en tu actitud, en lo que haces, lo que aparentas, lo que no haces, lo que puedas pensar, sentir, etc, sin plantearse que están juzgando, pensando y criticando en demasía. Y creando así, un clima de desasosiego, tanto en la relación en si, como en cada uno de los individuos.

No sería más asertivo, no pensar tanto?. Tanto juicio, tantos planteamientos de por qué así o asá... Con lo fácil que sería dejar a las cosas, personas, momentos ser tal y como son, sin añadir, ni quitar nada. Dejándolo ser!.


Las personas asertivas, se critican menos a si mismas -y por ende a los demás-, y viven mejor.  
Y no menos importante; te dejan vivir mejor y en una relación más sana.

He encontrado algo muy interesante, que me gustaría proponer a todas esas personas que se quejan tanto:

(extraido de: http://isis.zm.nu/un-mundo-sin-quejas-vt17838.html)

UN MUNDO SIN QUEJAS

UN RETO QUE CAMBIARÁ TU VIDA


  
Si algo no te gusta, cámbialo. Si no puedes hacerlo, cambia tu actitud.

No te quejes.


CAMBIA LA FORMA DE VER LAS COSAS, Y LAS COSAS CAMBIARÁN DE FORMA.



En Julio del 2006 Will Bowen propuso a su comunidad "El reto de los 21 días" con el propósito de ayudar a eliminar cualquier rastro de queja o lamento y sus nocivas consecuencias para el individuo.
Su propuesta fue muy simple: “Te colocas una pulsera morada con la leyenda UN MUNDO SIN QUEJAS y lo mantienes durante 21 días sin emitir ningún tipo de queja o crítica”; así sea "me duele la cabeza" o "nada me está saliendo bien".
Si durante este periodo emites algún lamento, debes cambiar la pulsera de muñeca y volver a empezar. La mayoría de los participantes logró superar este reto, pero les tomó un mínimo de 5 meses, un tiempo que evidencia la presencia de la cultura de la queja en nuestras vidas.
Un reto que cambiará tu vida y la de tus semejantes
Ahora te estamos proponiendo asumir este reto de 21 días sin quejas, sin críticas y sin chismes... si lo logras, habrás hecho de tu vida un paraíso sin enfermedades. Tendrás mejor ánimo, menos dolores, relaciones más favorables, mayor autoestima, etc. Serás una persona más feliz y armoniosa.
¿Crees que puedes aceptar el reto?
Seis millones de personas ya lo han logrado desde 2006 cuando Will Bowen lanzó esta campaña en EEUU. Cada día se suman más personas para lograr un mundo mejor. México ya tiene una organización para apoyar  "Un mundo sin quejas"
Muchas personas decían que no se quejaban demasiado, pero con el ejercicio se dieron cuenta que lo hacían unas 20 veces en promedio al día.
Quejarnos se ha convertido en una Pandemia.
¿Has notado que siempre hay algo de que quejarse?  El clima, el tránsito, la inseguridad en las calles, las mentiras de los políticos, la salud, el dinero que no alcanza, etc., etc.
Lo único que ganamos con la QUEJA es sentirnos peor.
"Cuando criticamos, nos quejamos o juzgamos, estamos emitiendo una energía discordante. Esta energía, por la Ley de Atracción, será devuelta a nosotros pero multiplicada. Esto alimenta aquello de lo que nos quejamos y lo hacemos más grande"
Con la queja te conectas con campos de baja energía que te debilitan, te hacen vulnerable a enfermedades, conflictos sociales y carencias. Por el contrario si hablas de GRATITUD te conectas a campos de ALTA energía, en los niveles donde se desarrolla el poder personal.
Nuestra propuesta es simple
ABANDONAS LA QUEJA Y TE LLENAS DE GRATITUD.
Así que mantén una observación especial de tus pensamientos y palabras y cada vez que te descubras quejándote, expresa un agradecimiento a la vida, al trabajo, a la salud... o a cualquier cosa que puedas agradecer de corazón... siempre tendrás algo para agradecer. Cada vez que emitas una queja tendrás que volver a empezar la cuenta de los días desde uno.
Pensar una queja o crítica y no la digo, ¿También cuenta?
Por suerte NO. Sólo las palabras que salen de tu boca son las que cuentan en este caso.
Quienes lo han logrado reconocen que no es para nada fácil, pero después de las tres semanas, o más, que tardes en lograr la meta, dejas inclusive de criticar con la mente.
¡Adelante!. Acepta el reto. Demuéstrate que SI puedes, y vive la GRATITUD como una experiencia que se "siente" y asciende a un mayor nivel de conciencia y despertar, donde el panorama de la vida será más amplio y amable contigo.
No hace falta que te pongas una pulsera morada, utiliza una piedra en el bolsillo o algo sencillo. Lo importante es aprender a darnos cuenta que a veces nos quejamos. No hay que darle fuerza a esto, simplemente cambias la pulsera de brazo y YA.
Lo importante es darnos cuenta, no culparnos. Y a comenzar de nuevo hasta llegar a los 21 días.
¿Por qué 21 días?. Los científicos dicen que toma 21 días crear un hábito. Nos tomará 21 días dejar el hábito de la queja y formar el nuevo hábito de la  GRATITUD.
Abstenerse de quejarse no necesariamente significa soportar malas conductas o actitudes. No hay nada de malo en decirle al camarero que tu sopa está fría y que necesita ser calentada; si te ciñes a los hechos, que son siempre neutrales (Observar y describir).
"-¿Cómo te atreves a darme la sopa fría?- Eso es quejarse".
Eckhardt Tolle - Un Nuevo Mundo, Ahora

(Extraido de: http://purobueno.com/purobueno/un-mundo-sin-quejas-el-reto-de-los-21-dias/)

Más allá de la campaña del reverendo Bowen, psiquiatras y sicólogos recomiendan una técnica similiar a sus pacientes. “En la terapia de comportamiento cognitivo, hay una técnica llamada “detención del pensamiento”, en la que el terapeuta ayuda al paciente a reemplazar un pensamiento negativo con otro positivo”, dice Susan Vaughan, profesional de la Universidad de Columbia. Incluso en situaciones de injusticia, sugiere no quejarse, ya que ello no contribuye a la salud mental, te hace sentir peor y propiciará una mala actitud de parte de los demás, indica.


OBSERVA Y DESCRIBE, sin añadir nada, NO JUZGUES, PARTICIPA en la experiencia.
Cuando no puedas cambiarlo, acéptalo, toleralo y déjalo ser.
Y si no quieres aceptarlo, tolerarlo y dejarlo ser, tampoco intentes cambiarlo.



 
"Let it be" de Beatles

1 comentario:

Gaizka dijo...

pues mira, qué coño, a proposito de este asunto ahora mismo voy a lanzar una queja en toda regla.
Me joden (pero mucho) los textos y mensajitos de autonalisis, autoayuda, evolucion personal y su p..madre. Me joden porque me crean conflicto terrible. Pues si yo tengo el hobby de quejarme y despotricar, ¿por que modificarlo?¡. amos, no me jodas!.. Con el esfuerzo que supone cambiarse a uno mismo!!: TODO UN ESFUERZO. asi que: de-jar-en-paz-al-pro-ji-mo-con-sus-co-sas. y no digo mas: me jode

y mucha razon los 'bottles' con 'let it be': osea, 'dejame ser como me salga de las narices'


gracias Mar. ya me siento mejor

Se ha producido un error en este gadget.
Licencia de Creative Commons
Una canción triste by Mar unacanciontriste is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://www.unacanciontriste.tk.